un picnic en el retiro

Verónica la conocí al poco tiempo de llegar a Madrid. me mandó un mail mientras yo estaba en Lisboa y algo de sus palabras, del tono de su mensaje, me hizo pensar en seguida que nos entenderíamos bien. a las semanas de instalarme aquí quedamos una mañana para desayunar y, sin darnos cuenta, los desayunos juntas se han convertido en una bonita costumbre. ella no lo sabe pero ha sido una suerte y un gran apoyo para mí tenerla cerca estos meses en los que más a menudo de lo que querría me he sentido sola y desubicada. con ella las horas pasan a una velocidad tremenda y perdemos la noción del tiempo hablando, saltando de un tema a otro, compartiendo hallazgos y experiencias personales, e intercambiando impresiones sobre libros, películas, documentales y personas inspiradoras.

esta semana le propuse desayunar en el Retiro después de que me contara que se había ido a pasar una mañana allí a leer. nos encontramos a las 11h (un desayuno tardío, que es verano y en verano no existen las prisas), las dos bien cargadas, y acampamos con todos nuestros cachibaches y comida en medio del parque. hasta las 16.30h estuvimos de cháchara, totalmente ajenas al reloj y a lo que nos rodeaba.

el goce de pensar y preparar tú misma los platos que os vais a comer, de ir al mercado a comprar los ingredientes; el poder de una comida sencilla pero deliciosa; el placer de comer con las manos, de chuparse los dedos, de quitarse los zapatos y de andar descalza por el césped; el gusto de quedarte absorta en una conversación con alguien y desconectarte de lo que sucede a tu alrededor; la intimidad de ir descubriendo la personalidad del otro; el confort de sentirte identificado con él; la liberación de poder desvelar luchas internas e inseguridades; la excitación de hablar de deseos y sueños de futuro… fue una mañana perfecta, de esas  que te regeneran por dentro porque te recuerdan la belleza de la sencillez, el valor de la amistad y el buen sabor de los alimentos compartidos en buena compañía.

picnic en el retiro. recetas veganas de verano

si te apetece ir de picnic o simplemente hacer algunas recetas sencillas y veraniegas en casa, aquí están las que hicimos nosotras:


LIMONADA CON MENTA

ingredientes

. 1/2 taza de agua tibia
. 1/2 taza de azúcar *
. 1 taza de jugo de limón recién exprimido (el zumo de 6 limones)
. 1 limón cortado en rebanadas delgadas (opcional)
. hojas de menta fresca (opcional)

elaboración

. en una cazuela pequeña a fuego bajo, revolver el agua tibia y el azúcar hasta que el azúcar se haya disuelto. una vez disuelto, aumentar el fuego a nivel medio y ponerlo a hervir. cocer unos 2 minutos y dejar que se enfríe un poco en la misma cazuela.

. exprimir el zumo de 6 limones (mejor que estén a temperatura ambiente y no de nevera porque el jugo sale mucho mejor).

. cuando el jarabe se haya enfriado un poco, verterlo en una jarra, añadir el jugo de limón y acabar de rellenar con agua fría. remover bien y, si se quiere, añadir las rebanadas de limón y las hojas de menta previamente trituradas en la batidora


* a mí la limonada no me gusta muy dulce, por eso utilizo solamente 1/2 taza de azúcar y 1/2 de agua tibia pero se puede utilizar 3/4 de taza de azúcar (y agua tibia) o un vaso entero de cada

picnic en el retiro. recetas veganas de verano


picnic en el retiro. recetas veganas de verano

OLIVADA (PATÉ DE OLIVAS)

ingredientes

. 150g de aceitunas negras deshuesadas
. 40g de pipas de girasol
. 50g de aceite
. 1 cucharadita de orégano

elaboración

. tostar las pipas de girasol en el horno 10-12minutos a 180º

. en el vaso de la batidora, verter las aceitunas (previamente escurridas), las pipas tostadas y la cucharadita de orégano y batir. una vez batido, añadir poco a poco el aceite hasta conseguir una textura cremosa (los 50g de aceite son orientativos)

. poner la olivada en un recipiente con tapa y dejarlo reposar en la nevera 1h o 2h


* la olivada se conserva en la nevera, tapada, durante unas 2 semanas

picnic en el retiro. recetas veganas de verano

TARTALETA DE AVENA, CIRUELA Y PISTACHOS (adaptación de esta receta)

ingredientes (para 10 unidades)

. 2 tazas de copos de avena
. 1/2 taza de ciruelas cortadas en cubos
. 1/4 taza de pistachos
. 3 cucharadas de chips de chocolate negro
. 1/2 cucharadita de cardamomo molido
. 1/8 cucharadita de sal
. 1 taza de agua
. 1 taza de leche de avena
. 2 cucharadas de jarabe de arce
. 2 cucharaditas de extracto de vainilla
. 1/2 taza de ciruela cortada en rodajas finas (10 rodajas, aprox.)
. 2 cucharadas de trocitos de chocolate negro
. 2 cucharadas de pistachos picados
. cardamomo para espolvorear

elaboración

. precalentar el horno a 350º

. engrasar un molde de magdalenas de 12 unidades con un poco de aceite de cocina

. en un tazón mediano, verter los copos de avena, las ciruelas cortadas en cubos, los pistachos, los chips de chocolate negro, el cardamomo y la sal

. en un tazón pequeño, mezclar el agua, la leche de avena, el jarabe de arce y el extracto de vainilla

. verter la mezcla líquida en el tazón mediano y revolver hasta que se mezclen

. poner 1/3 de un cucharón de servir (aproximadamente) de la mezcla en cada una de las tazas del molde de magdalenas y añadir una rodaja de ciruela en cada una

. colocar el molde en el horno y hornear durante unos 23-25minutos o hasta que los bordes de cada taza de avena sean de color dorado.

. colocar la bandeja de magdalenas en una rejilla y dejar enfriar unos 15-20minutos

. mientras se enfrían las tartaletas, calentar los trocitos de chocolate negro y la leche de avena al baño maría, revolviendo hasta que se derrita y quede una mezcla uniforme

. cuando las tartaletas estén lo suficientemente frías como para desmoldarlas, despegarlas del molde con una espátula fina o con una cuchara. verter la mezcla de chocolate sobre las tartaletas, espolvorear los pistachos y, con un colador fino, decorar con cardamomo


* en la nevera aguantan 1 semana


picnic en el retiro. recetas veganas de verano

recetas veganas de verano. lalueza fotografíabuen fin de semana 🙂


{todas las fotografías son mías a excepción de la última, que la ha hecho Verónica}

0 Comment

  • Anónimo
    Preciosas fotos al igual que tuvo que ser el encuentro.
  • muchas gracias :) el encuentro te puedo asegurar que fue perfecto! :) ***
  • Q bonitas fotos... me gusta como cuentas las cosas, muestras el verdadero lujo de todo lo sencillo.
  • gracias, Carol, qué comentario tan bonito :) un beso ***
  • Oh!!! Anna que chulada de post, cuanto me alegro de tus hallazgos en todo...amistad, lugares, que buenas tus recetas, tus fotos, de verdad que me encantaría conocerte en persona y si algún día ocurre te llevare el mejor orégano que hayas probado, un beso muy gordo !muack!
  • ay, Elena, qué comentario tan bonito, gracias :) si vienes a Madrid, no dudes en escribirme y hacemos por vernos, vale? me gustaría mucho! un beso grande! ***

Leave a comment