sobre la filosofía práctica del yoga


la filosofía del yoga

la palabra yoga (de la raíz yuj) significa unión. el yoga es la unión del cuerpo, la mente y el espíritu; es la unión del cuerpo con la respiración y con la mente; la unión de la consciencia individual con la consciencia colectiva. para mí es un estado de equilibrio, un estado en el que no me dejo llevar por distracciones ni pensamientos (los Yoga Sutras -la “biblia” del yoga- lo definen como lo que sucede cuando dejas de identificarte con las fluctuaciones de la mente). el yoga es una filosofía y puede ser también un camino espiritual en cuanto es un camino de autoconocimiento.

empecé a practicarlo hace 2 años, en enero de 2015. salía de una recaída de las mías y, aunque no podía hacer ejercicio muy intenso, mi cuerpo (y, sobre todo, mi cabeza) me pedían moverme. me apunté sin saber muy bien qué esperar y me enganchó por completo. encontré estiramientos, una exigencia física importante pero asumible y firmeza, pero también tranquilidad mental: los ratos que duraba la clase era capaz de apagar el ruido de mi mente y estar centrada únicamente en lo que estaba haciendo, y esa sensación de imperturbabilidad y de sosiego se alargaba un buen rato después de la sesión. 

en estos 2 años de yoga he visto cómo he ido ganando en serenidad. soy de carácter nervioso y tengo tendencia a dejarme impactar por todo lo que sucede a mi alrededor, pero la sensación de antes era que estaba totalmente a merced de los acontecimientos y que cualquier cosa me sacudía, y ahora, aunque el primer impacto sigue existiendo, soy más rápida a la hora de tomar distancia y de recuperar el equilibrio. 

con el yoga he ganado autoconocimiento, mucho. me doy cuenta de la facilidad que tengo de perderme en mis pensamientos, de estar pensando en 7 u 8 cosas simultáneamente pero, sobre todo, me doy cuenta de lo exigente y rígida que soy conmigo en la esterilla, apostando siempre por la postura más difícil, pidiéndome aguantarla el máximo tiempo posible y reprobándome si no lo consigo. la actitud que tengo en clase no es más que un reflejo de mi relación conmigo, de la actitud que tengo en mi día a día, pero de esta a menudo no soy consciente, tengo las frases que me repito tan integradas que la mayoría de las veces no escucho su significado real. el yoga me da la posibilidad de conocerme en otro entorno, de tomar consciencia, y esta toma de consciencia me permite cambiar

actualmente voy 2 veces por semana; los miércoles a primera hora, que es mi momento favorito para practicarlo, y los jueves por la noche, que me gusta porque voy con rícard. 

a mediados de noviembre asistí a una charla que daba mi profesora de yoga en el centro donde hago clases sobre la filosofía del yoga, sobre cómo trasladar su filosofía al día a día. así es como aprendí que Patanjali, que fue un sabio que recopiló toda la sabiduría del yoga (hasta el momento transmitida oralmente) en los Yoga Sutras, proponía una serie de pasos que van de fuera a dentro, de la relación con los demás a la relación con uno mismo, para llegar a este estado de mente estable y centrada.

estos pasos hablan de la importancia de una actitud de bondad y cuidado, de no violencia, cuando nos relacionemos con los otros, pero también con nosotros (no juzgar y no juzgarnos, no llevarnos al límite, no menospreciarnos…); de la importancia de ser auténtico y coherente, de que los demás puedan confiar en ti y de que también seas honesto contigo mismo; del respeto hacia la propiedad de los otros, de no desear coger lo que no es nuestro (ni las cosas materiales, ni las ideas), de no robar el tiempo de los demás llegando tarde, alargándote más de lo establecido…; de la importancia de poder controlar nuestros instintos y de no excedernos; de la importancia de no acumular, de no alimentar el deseo de poseer, la codicia… tener lo necesario y adecuado.

resalta la importancia de estar satisfechos y agradecidos con lo que tenemos, que no significa resignarse y dejar de luchar por lo que uno quiere, pero sí tener una actitud de aceptación; la importancia de mantener unos hábitos que te ayuden a tener la mente clara, como descansar las horas necesarias, alimentarse bien, hacer ejercicio…; la importancia de la autoreflexión, de estar en contacto con nosotros mismos; la importancia de actuar de la forma que creamos a cada momento sin esperar gestos a cambio (no tener una doble agenda).

la lista continúa y habla de las posturas físicas que nos ayudan a abrir nuestro cuerpo y nuestra mente, que permiten conectarnos con nosotros mismos y trabajar nuestra mente; habla de la respiración, de la concentración, de la meditación…

salí de esa charla encontrándole mucho más sentido a continuar practicando yoga, un sentido más completo, ya no solo como una manera de hacer ejercicio, flexibilizar, estirar… si no como un camino que me va llevando a un estado de más armonía conmigo y de equilibrio. salí de allí, también, con el propósito de poner más consciencia a 2 de los pasos o códigos de conducta de los muchos que habla, para trabajarlos y mejorarlos, con la idea de que, cuando los tenga integrados, elegir 2 más y trabajarlos, y así progresivamente. al final, por lo menos para mí, de eso se trata: de aprender, crecer y avanzar, de sentirse mejor y ser mejor.

no sé si conocías toda esta parte fiolosófica que hay detrás de la práctica del yoga. para mí era totalmente nueva y me resultó fascinante. de hecho, y aún sabiendo que la lista de libros que quiero leer no para de crecer, me gustaría profundizar en esta vertiente así que si conoces algún libro que trate sobre esto, te agradeceré si lo compartes conmigo.

espero que te haya resultado interesante 🙂 buena semana!




{fotografía del blog Mother Mona}

0 Comment

  • Te entiendo perfectamente, para mí también es justo la hora y media de desconexión de mi mente, me concentró en conseguir mis posturas el máximo tiempo y mi mente sólo piensa en ello. Yo llevo tres años y estoy requeteencantada ;-)
  • Muy interesante, fui hace unos cuantos años pase una mala etapa de mi vida, pero mas era una terapia pues hablaba, me escuchaban, exteriorizaba mi pena, aparte de la respiración y relajación....el tiempo que lo hice fue bueno para mi, pero lo deje y este invierno lo he retomado solo un día a la semana y me ha gustado esta nueva etapa totalmente diferente, otro profesor, otras circunstancias, hemos dejado un periodo largo de descanso por el profesor (un mes justo), pero este jueves retomamos de nuevo, me hace bien en todos los aspectos, esta temporada tocaremos los CHAKRAS, remolinos de consciencia y energía, ya te contaré, besos guapa como me gusta como cuentas todo transmites calma, ya le he preguntado al profe que me recomiende algún libro, te diré, un beso.
  • Estoy empezando pero noto que me va muy bien. Me intento concentrar al 100% en la clase para aprovecharla al máximo.Y ahora como tu, me gustaría leer sobre el tema.
  • qué bien, Noe :) y me consta, además, de que tú tienes unas vistas muy privilegiadas mientras lo practicas! ;)
  • cómo cambian las cosas en función de cómo estemos, verdad? lo que comentas de los chakras tiene pinta de muy interesante, ya me contarás! y sí, si sabes de algún libro, me dices, por favor :) un beso
  • yo compré un libro esperando encontrar más sobre filosofía pero fue un poco decepcionante, así que sigo buscando. me alegro de que notes que te va bien! :)
  • Hola Anna! Nunca había oído hablar de la filosofía del yoga y me ha encantado descubrirlo porque muchas de las cosas que comentas llevo un tiempo queriéndolas trabajar. Además, justo ahora estoy buscando más info sobre ello porque quiero apuntarme a clases de yoga, ya que mucha gente me ha comentado que me iría muy bien para mi espalda. Pero también veo que me irá bien para liberar mi mente. Como tú soy de carácter nervioso y encima tengo siempre el discurso de la menta activado y no siempre son palabras bonitas. Gracias por compartirlo :)
  • me alegro de que te haya servido, Sara! por lo que dices, yo creo que el yoga te puede ir muy bien, tanto por la espalda como por tu mente! :) personalmente creo que es una manera indirecta y suave (pero eficaz) de trabajar muchos aspectos de la mente que nos cuestan. si te animas y te apetece contarlo, dime qué tal te va… un beso!
  • Anna me encanto tu post y mil gracias por enlazarlo a mi pagina! Un gusto poder compartir con gente como tu y me encanta tu blog. Felicidades!

    Yo puedo recomendarte algunos libros, creo que te los dije ya, pero por las dudas y para alguien mas que te lea y quiera: "El Corazon del Yoga" de TKV Desikachar, "Living Your Yoga" de Judith Lasater (que yo sepa solo esta en Inglés, es muy bueno y practico) y "Health Healing and Beyond" de TKV Desikachar, combina la filosofía del Yoga y la vida de Krishnamacharya (también esta solo en Ingles), y de los Yoga Sutras de Patanjali recomiendo "Liberating Isolation" de Frans Moors, en Inglés y en Francés. Todos los que te recomiendo mencionan de una forma u otra los Yoga Sutras y la filosofía del Yoga aplicada a la esterilla y a la vida...
    Namasté
  • muchas gracias Lorena! me alegro de que te guste :)
    creo que no anoté bien tus recomendaciones porque acabé comprando "El corazón de los yoga sutras" de Yvengar y para mi gusto es muy técnico pero ahora buscaré correctamente! muchas gracias, un abrazo!

Leave a comment