alblanc, un proyecto de sensibilidad floral, + una invitación

alblanc atelier

ellas fueron las floristas de nuestra boda. cuando las encontré en instagram tenían muy poquitos trabajos publicados pero algo de sus imágenes, de las palabras que compartían en su página web explicando su filosofía conectó profundamente conmigo. ese inmenso respeto y admiración por la naturaleza, la exaltación de la belleza de lo natural, ese dejar que las flores hablen por sí solas sin necesidad de recargar nada ni de complementar, la sensibilidad que transmitían… tuve claro que quería que alguien así, que compartía mis mismos valores, se encargara de la dirección “artística” y floral de nuestra boda. Silvia, de Fresh & Wood, que las había conocido en una ocasión, me confirmó que trabajaban muy bien, y ya no hubo que mirar nada más, ya estaba decidido.

trabajar con ellas para mí fue una gozada y una suerte. personalmente me cuesta delegar y, cuando tengo las ideas claras, me resulta difícil cambiar de opinión. pero también tengo muy claro qué se me da bien y qué no y, para lo que no, para mí es importante encontrar a la persona que puede hacerlo y delegar absolutamente en ella. lo difícil a veces es encontrar esa persona pero, cuando la tengo, mi confianza es plena, si no, sé que no va a funcionar. con ellas fue así, tenía clarísimo que tendrían ideas mucho mejores que las mías. no hubo que especificar nada (el presupuesto, solamente :)), sus propuestas iban totalmente alineadas conmigo y con rícard, hablábamos el mismo idioma.


alblanc atelier


alblanc atelier

desde entonces hemos mantenido el contacto y cada vez que hemos podido trabajar juntas el resultado ha sido impecable. hacía mucho tiempo que quería hablar de alblanc, de su manera de entender la belleza, porque me parece preciosa y creo que hacen un trabajo exquisito, no solo en el sentido estricto de la palabra “trabajo”, si no de sensibilización, de cambio de mirada.

alblanc son Rosario y Noemí, madre e hija. Rosario es florista. tuvo una floristería en Sabadell (Barcelona) hasta que la tuvieron que operar de ambas manos por un síndrome que se desarrolla con bastante frecuencia en personas que trabajan mucho con ellas. Noemí, por su parte, había estudiado Relaciones Laborales pero, con una clara vocación por el diseño, hizo después la carrera de Diseño Gráfico en Barcelona y un máster en dirección de arte en La Cambre, una universidad belga. los años viviendo en Bélgica influyeron mucho en su mirada hacia el diseño y hacia la naturaleza. el diseño está íntimamente ligado a la cultura y forma de vida de cada país y en Bélgica hay una relación muy estrecha con la naturaleza y se le da mucha importancia al hogar, a cuidarlo.

alblanc atelier

alblanc atelier


alblanc atelier
a su regreso a Barcelona, en 2015, una amiga que se casaba les pidió ayuda con la dirección artística de la boda, con las flores, y, aún como madre e hija y no como alblanc, trabajaron juntas. esa boda fue la primera de muchas que vendrían después.

alblanc es un proyecto de sensibilidad floral, una filosofía de vida. abarca más que la dirección floral para una ocasión importante, ese es solo uno de los servicios que ofrecen. una boda es un momento excepcional en la vida de una pareja pero lo que pretende alblanc es justamente dotar de esa excepcionalidad el día a día.

alblanc atelier

las flores y las plantas conectan contigo a través de sus texturas, de sus colores, nos transmiten serenidad y belleza, una belleza que va más allá de lo efímero. esto es lo que impregna el trabajo de alblanc, esto es lo que quieren que trascienda. cuando Noemí vivía en Bélgica, los domingos solía ir al mercado al aire libre a por fruta y verduras, y a por un ramillete de flores. vivir en el extranjero cuando eres joven, en un país muy diferente al tuyo, puede ser una experiencia muy enriquecedora pero también difícil a veces; ese ramillete, que suponía un gasto importante en el presupuesto de la semana, tenía un valor emocional muy importante, algo que la conectaba con lo esencial, y personalmente pienso que esta es la semilla de alblanc, esta experiencia es la que quieren trasladar a cualquiera que vea sus trabajos.

su trabajo se traduce en la decoración floral de bodas, presentaciones de producto o ocasiones especiales, pero también de forma continuada en su servicio de abono floral, en el que se encargan de decorar hoteles para humanizar sus espacios. hacen talleres en su escuela de flores (en diciembre tienen previstos uno de guirnaldas trenzadas y otro de coronas, además de los personalizados que hacen para grupos) y tienen una pequeña tienda online en la que la naturaleza cumple con el doble propósito de elemento decorativo y funcionalidad.

alblanc atelier

y yo personalmente estoy encantada de poder contar con su espacio, un precioso y amplio estudio en Poble Nou que han convertido en una casa de campo en medio de la ciudad, para celebrar una pequeña fiesta en motivo de la creación y lanzamiento de Historias de Madrid. me apetecía mucho poder celebrar como hicimos en Il Tavolo Verde la semana pasada, pero esta vez en casa 🙂 será el próximo viernes 22 de diciembre, de 17h a 19h y, si estás en Barcelona y te apetece venir, me hará mucha ilusión. será un encuentro pequeñito para charlar, tomar una copa de vino, comer algo de las delicias que prepare Alina (Green Mama) y celebrar (también habrá varios ejemplares del libro, por si te apetece comprarlo para Navidad o regalarlo). si te apetece venir, puedes dejarme un comentario en este post, o escribirme un correo en hola@drimvic o avisarme a través de las redes, como te sea más cómodo (solo que yo lo sepa para poder calcular con Alina la comida y bebida). nos vemos allí? 🙂

alblanc atelier

pd. puedes encontrar a alblanc en instagram y seguirles la pista


  

Comment

There is no comment on this post. Be the first one.

Leave a comment