la felicidad es…

la felicidad es…


quedarte dormida cogida de su mano; ver cómo los días poco a poco empiezan a alargarse; una ducha bien caliente con la luz de las velas antes de acostarte; saber que, tras más de 6 meses a la espera de respuesta de un taller, podrás utilizar la cámara analógica de tu padre, la que siempre había dicho que sería para ti; comprobar con los dedos la humedad en la tierra de las plantas, regarlas con cuidado; el olor a sábanas limpias al entrar en la cama; 15 minutos de yoga antes de empezar la mañana; cruzar las piernas, cerrar los ojos, apagar el ruido externo y estar unos minutos a solas contigo; masajearte los pies con crema hidratante antes de meterte en la cama; ir por la calle y entrecerrar los ojos porque el sol tenue de invierno te cubre de arriba abajo; envolver libros con cariño y preparar pedidos; las salidas a Correos para mandar un pedido; charlar con alguien por primera vez y descubrir que había conocido y trabajado con tu padre, y escuchar cómo se le rompe la voz mientras te habla de él; que te siga diciendo que eres preciosa aunque los dos sabéis que tu aspecto hace muchos días que ha desmejorado; hacerte una bolita a su lado y acurrucarte en su pecho mientras te abraza fuerte con los dos brazos; el ratito de lectura en la cama antes de apagar las luces; sentirte con la confianza de contar cosas de las que no sueles hablar a una amiga y tener la certeza de que no te está juzgando; mensajes de personas que han comprado tu libro que te dicen que les ha inspirado y motivado; los sábados por la tarde mirando una película a su lado en el sofá; tener la tranquilidad de poder llorar sin que te pregunte, sin que te pida explicaciones, sin que te consuele… simplemente abrazándote y estando ahí, contigo; escuchar canciones que te trasladan a momentos muy bonitos; ser más coherente entre el dentro y el fuera, decir lo que piensas, lo que sientes, sentirte más honesta contigo misma y, sobre todo, más libre; recibir correos y mensajes de personas desconocidas y saber que, con tus palabras, has tocado a alguien; descubrir los porqués de otros emprendedores y sentirte identificada; frases que generan un impacto en ti; hacer algo con cariño y que los demás lo disfruten; escuchar su tono despreocupado y feliz un viernes por la noche, que te llama desde Londres porque le apetece hablar contigo, y reírte con sus batallitas mientras le “haces compañía” mientras cena; encontrar un nuevo lugar que te transmite, que te llega, y tener la suerte de poder ir a tomar un chai tea a menudo; poder disfrutar de un rato largo con tu madre, solo para las dos y que te cuente todo lo que le ha pasado mientras tú estabas en modo ermitaño; tener la tranquilidad, mientras está en casa, de que puedes relajarte, que ella se ocupa de todo; observar cómo caen los copos de nieve desde la ventana; sentir que, aunque tienes miedo, no entiendes qué ocurre y vas a ciegas, estás dando los pasos que sientes que tienes que dar, estás escuchándote y haciendo lo que sientes más adecuado a cada momento; recordar que todo pasa.

a menudo se me olvida el gran poder de este ejercicio. ahora que el malestar y el dolor han aparecido con fuerza, estas pequeñas cosas cobran más importancia que nunca, pequeñas treguas a lo largo del día que te permiten respirar y sentir que todavía hay mucha belleza a nuestro alrededor y mucho por lo que sentirse agradecida.


pd. más posts sobre la felicidad es… aquí y aquí



0 Comment

  • Guapísima no me canso de decírtelo, cuánto me aportan estos posts!!! Me ayudas muchísimo a valorar todos estos pequeños y enormes placeres.
    Cuídate y mucho ánimo, eres muy fuerte!!!!
  • me alegro muchísimo, Noe, de verdad, gracias por decírmelo. un abrazo enorme bonita ***
  • Acabo de descubrir drimvic Anna y quiero decirte que, después de unos días en los que me he sentido un poco dispersa, como desorientada a pesar de mi planificación, me has recordado que, lo que hago, lo hago porque es así como entiendo y quiero vivir la vida. Que son las pequeñas cosas las que hacen que todo sea grande y que, si les presto toda mi atención, todo lo que no me guste, no solo pasa sino que me enseña mucho. Así que gracias. Gracias por drimvic y gracias por mostrarte tanto.

    Un abrazo.

    Naza
  • Anna como me gusta lo que cuentas y como lo cuentas...que cosas mas sencillas nos dan la felicidad, la felicidad es... (una sección que no debes dejar de hacerla) a mi personalmente me hace pensar en las pequeñas cosas, que a veces no nos damos cuenta y las tenemos al alcance de nuestras manos, gracias Anna
  • Crec que no m'equivoco quan dic que els que fa temps que passem per aquí hem creat dependència d'aquesta secció. Segur que a tu t'ajuda molt escriure-la, es nota la sinceritat amb què ho fas, però a nosaltres ens serveix per reflexionar i començar a pensar en aquelles petites coses que també ens fan feliç cada dia i en les quals no ens aturem a pensar. Gràcies!
  • Una vez más lo has hecho Anna, maravilloso! Felicidades! Gracias por compartir...
  • qué alegría, Naza, que mis palabras te hayan ayudado a recordar esto, de verdad, creo que es el mejor efecto que pueden tener y lo que más ilusión me hace. gracias por decírmelo. un abrazo ***
  • me alegro de que te guste, Elena, y que te haga recordar todas esas pequeñas cosas que tenemos a nuestro alcance. un beso enorme, guapa ***
  • gràcies, Àlex :) crec que per la primera per la que és terapèutic és per mi però m'alegra moltíssim si, a més de mi, també li serveix a alguna altra persona per valorar tot allò que tenim i ens envolta. gràcies per continuar passant per aquí. una abraçada gran ***

Leave a comment