sobre laon pottery y la historia de Ju-hyun

cerámica laon pottery


parada obligatoria, esta vez no ha valido bajar el ritmo y funcionar a medias. stop. silencios largos. escuchar detenidamente al cuerpo, atenderlo tan bien como puedo y sé, siempre con la ayuda inestimable de rícard y de mi madre. intentar estar tan presente como sea posible, ahuyentando miedos del pasado y disipando escenarios futuros que todavía no han ocurrido. en medio del malestar, sentir momentos puntuales de calma, de paz, de que todo está bien y que poco importa. notar los primeros efectos del tratamiento, que el dolor empiece a disolverse y sentir cómo el cuerpo comienza a descontracturarse, a soltarse. sentirme en una especie de limbo extraño, como que he salido de ahí pero todavía no estoy aquí, y el ruido y ritmo del exterior me abruman. es una vivencia conocida y sé que irá pasando aunque también sé que, con cada episodio de estos, con cada brote nuevo, algo dentro de mí cambia irremediablemente y nunca vuelvo a ser la de antes.

y en medio de este caos físico, mental y emocional, historias inspiradoras como la de Ju-hyun y su laon pottery, que me ha apetecido rescatar de mi cuaderno de notas y compartir aquí: 

Ju-hyun llegó a España por primera vez el día en que la selección de fútbol ganaba la copa mundial contra Holanda en Sudáfrica (2010). recuerda entrar en Madrid mientras la ciudad enloquecía celebrando esa victoria histórica y no dar crédito a lo que estaba viendo: aquello era muy diferente a la Corea que acababa de dejar.

vino para cursas el último año de filología hispánica y se enamoró de la ciudad y del que más adelante se convertiría en su marido. al finalizar la carrera quiso quedarse y probar diferentes disciplinas relacionadas con el arte, la pintura y la cerámica, a la vez que mejoraba su castellano, pero los trámites administrativos fueron más difíciles de lo previsto y no le quedó otra que volver a Corea e intentar regularizar su situación desde allí.

cerámica laon pottery

cerámica laon pottery


durante ese tiempo se apuntó a una escuela de cerámica de una aldea cercana a su casa y ahí empezó el que probablemente sería el año de más aprendizaje e intensidad de su vida. se mudó a la escuela puesto que el transporte era complicado desde su casa y pasó los 2 primeros meses sola, dado que era verano y las clases habían finalizado, únicamente observando cómo trabajaba un profesor. recuerda como, para no volverse loca con tanta soledad, pasaba los ratos en que el profesor no estaba practicando sin parar, hasta el punto que, al inicio del nuevo curso, la propusieron como profesora pues el progreso que había hecho en apenas 2 meses había sido increíble.

ese curso en el que estuvo como profesora supuso un gran aprendizaje para ella; muy insegura aún con su trabajo, tenía que enseñar a los alumnos cómo hacer el suyo. lo recuerda como un año de locura, de muchísimas horas de trabajo, pero absolutamente clave para su formación personal y aprendizaje profesional.

cerámica laon pottery

cerámica laon pottery

tras haber hecho todos los trámites pertinentes, al año siguiente pudo volver a España, esta vez para quedarse. fue directa a la escuela de cerámica para aprender las técnicas, los tiempos de esmaltado y cómo trabajar los materiales de aquí, todo ello muy diferente de lo que había aprendido en Corea.

tras unos meses de formación, empezó a buscar un espacio propio donde poder crear y vender, y en abril de 2015 lo encontró: nacía Laon Pottery.

la estructura de las piezas, las técnicas de esmaltado, los acabados… su manera de trabajar está profundamente influenciada por su tierra, por todo lo que aprendió en ese año de trabajo duro en la escuela. y aunque a día de hoy sigue definiendo su estilo, su trabajo se caracteriza por utilizar colores neutros y colores tierra, por respetar las formas, crear piezas limpias y sencillas… no hacer gestos innecesarios es su motto tanto en el trabajo como en la vida.

cerámica laon pottery

cerámica laon pottery


Ju-hyun entiende la cerámica como un aprendizaje continuo y un recordatorio constante de dos actitudes muy importantes en la vida: paciencia y presencia. la cerámica no entiende de prisas ni de distracciones, requiere estar centrado en lo que se está haciendo y respetar los tiempos de cada parte del proceso.

las horas le pasan volando en su taller. la parte más bonita de su trabajo es poder dedicarse a algo que realmente le gusta y le llena aunque reconoce que le cuesta tener que vender, el lado comercial también necesario para poder vivir de sus creaciones. aunque una buena parte de su obra son piezas funcionales que responden a encargos, actualmente está experimentando con vasijas grandes, en un intento de poder fusionar en algún momento la alfarería con la cerámica, la vertiente utilitaria con la artística.

  • momento favorito del día: no pasa a menudo pero cuando estoy en casa a las 10h o 11h, entra el sol por la ventana y me tumbo en el suelo para que los rayos me den en la cara con mi gato; no se escucha nada
  • un olor: el olor a tierra mojada, a humedad
  • un escritor: Bernard Werber
  • una virtud que valores en una persona: el respeto
  • un destino para viajar: España
  • una película: Kirschblüten – Hanami (cerezos en flor), de Doris Dörrie
  • un cantante: Bill Evans
  • tu lugar en el mundo: Laon
  • qué te inspira: la gente que me rodea, sus historias, lo que me cuentan, su modo de vida

cerámica laon pottery

la historia de Ju-hyun es un ejemplo perfecto de las historias que pueden encontrarse en mi libro historias de Madrid: proyectos profesionales bonitos y cuidados que salen de una vocación personal, de una pasión, y que tienen una historia de valentía, de apostar y arriesgar, de creer en uno mismo, detrás; una historia inspiradora.

las bonitas piezas de Ju-hyun pueden encontrarse en tiendas como González & González o Bureau Mad, ambos proyectos que aparecen en el libro, y en Bureau Mad, además, de vez en cuando Ju-hyun hace talleres presenciales. también pueden encontrarse en su taller, que abre al público los viernes de 11h a 20h y los sábados de 11h a 14h.

laon pottery
cerámica laon pottery

0 Comment

  • Anna, espero que poco a poco te encuentres mejor, de verdad. Sobre la historia de Ju-Hyun me ha gustado un montón y la cerámica es muy bonita, muy artesana (pero te puedo decir una cosa...casi me quedo sin ojos con ese color tan clarito, no se lee muy bien) te lo digo con todo el cariño eh, un beso guapa y que me gustan mucho las cosas que nos enseñas con tanto cariño como el que los artesanos que nos enseñan ponen en sus trabajos.
  • entiendo muy bien que casi te hayas quedado sin ojos al intentar leerlo, a mí me pasa lo mismo! primero lo puse en gris pero, al ver que se veía tan clarito, intenté volver a ponerlo en negro pero el programa se encalló y no ha habido manera de rectificar el color así que al final no me quedó otra que publicar así… un beso grande!
  • Siempre es un placer leerte. Me encanta la manera en que cuentas las historias. ¡Saludos!
  • jo, muchas gracias Mamen, qué bonito leer comentarios así. un abrazo ***

Leave a comment