la felicidad es…

Un audio de Laura contándome cómo va todo, como si estuviéramos desayunando juntas como solíamos hacer en Madrid; tener 2 plantitas en casa, regarlas y cuidarlas; leer juntos el mismo libro por las noches; quedarme dormida cogida de su brazo; ver un capítulo de Madam Secretary mientras cenamos; comer el queso que me ha traído mi madre de Barcelona en tostaditas con un poco de aceite y sal; tomarme una manzanilla bien caliente en la taza grande que me regaló Candela; las sombras que se proyectan en la pared de casa poco antes de anochecer; las lucecitas encendidas en los balcones y en los árboles que adornan el edificio de enfrente y que por la noche hacen que parezca un lugar mágico; vivir nuestra primera nevada en la ciudad; sentarme en una cafetería con una gran taza humeante de té y perder la noción del tiempo leyendo los poemas de Rupi Kaur; el agua calentita de la ducha, sobre todo ahora que las temperaturas aquí ya están por debajo de los 0 grados; escuchar una canción tras otra de Kina Grannis; las velas encendidas en casa cuando anochece; las fachadas de colores de esta ciudad; un paquete a mi nombre en recepción con una bufanda tejida por Ibabe y sus dulces palabras; sentarme en la casita de madera que hay enfrente del canal y mirar cómo caen las hojas con un té hirviendo entre mis manos para contrarrestar el frío de la temperatura exterior; abrir el libro donde guardaste las hojas que recogiste del bosque hace 3 semanas y ver que ya están prensadas; tener un mercado de abetos al aire libre a 3 pasos de casa y sentirte dentro de una película americana; ir sola en autobús y darte cuenta de que ya no lo coges con miedo; las conversaciones fragmentadas con Carlota; el personaje de Shaun en la serie The Good Doctor; cada pedido que entra de Historias de Madrid que hacen que el donativo a ACNUR pueda ser cada vez más grande; una mañana soleada después de 10 días totalmente nublados; un plato de patatas fritas para cenar; pasar un fin de semana los cinco juntos celebrando su cumpleaños.

la felicidad son tantas y tantas cosas, qué suerte poder apreciarlas y disfrutarlas…

3 Comments

  • Gracias por compartirlos Anna. Un fuerte abrazo
  • gracias a ti por leerlas y escribir, Véronique. un abrazo grande ***
  • Vamos con tanta prisa que no nos damos cuenta de las "pequeñeces" que nos hacen felices. Gracias por recordárnoslo.

Leave a comment