jugar… y sentir en imágenes

hace un tiempo que la fotografía que hago no me llega. me parece plana, creo que en ocasiones no consigue transmitir cómo me siento y esta sensación se ha acentuado desde que llegué a Estocolmo. en muchos momentos me encuentro transitando emociones difíciles y siento que mis fotografías, en su mayoría claras y limpias, no las (y no me) representan.

es curioso como a veces algo externo a ti, una persona que no te conoce, puede reflejar con más exactitud lo que llevas por dentro. así lo he sentido yo con Cris. la sigo en redes desde hace tiempo y su fotografía siempre me ha parecido bella y profunda, que habla desde un lugar íntimo y conecta conmigo. estando aquí me he sorprendido a menudo entrando en su instagram y en su web, buscando entre sus fotos y palabras una especie de alivio que no encontraba en mí.

y después de pensarlo mucho, de descartarlo más de 10 veces y de darme cuenta de que le seguía dando vueltas, a mediados de enero me decidí a escribirle un correo. no sabía exactamente qué quería: aprender de ella, inspirarme, encontrar esa conexión entre lo que sentía y lo que expresaba…. no lo sé. decidí hacerlo igualmente y ver qué pasaba.

me contestó sorprendida y agradecida, con ganas de que pudiéramos crear algo bonito juntas. hicimos un skype para romper la barrera del online y unos días después empezamos:

durante 6 días me encontré un correo diario en mi bandeja de entrada con una pequeña carta y una invitación. una invitación a mirar, a observar desde otro lugar, a experimentar con cosas nuevas, una invitación a jugar. esos 6 días se llenaron de paseos, fotografías, búsqueda de tesoros, introspección, palabras y pintura. y, entremezclado con esto, palabras de ida y vuelta y mucha inspiración.

la culminación fue encontrarnos en su casa hace unas semanas y compartir el proceso, las luchas, los aprendizajes, las miradas…, compartir mucho.

por mi parte ha sido un proceso precioso y transformador al que me cuesta ponerle palabras. gracias a él he observado resistencias internas, han aflorado creencias limitantes que actuaban sigilosamente, he descubierto lo bonito y poderoso que es en este momento para mí expresarme en otros lenguajes y me he dado cuenta de la importancia de jugar y de la necesidad de dedicarle un tiempo.

la dulzura y la sensibilidad del acompañamiento de Cris han sido un push suave, delicado y muy necesario que me ha permitido conectar conmigo desde otro lugar y sentirme más libre. y, aunque me queda mucho trabajo por hacer, mucho, estoy muy feliz de seguir dando pasos que me llevan a sentirme cada vez más alineada conmigo y a quitarme prejuicios y creencias que pesan y me obstaculizan el seguir avanzando.

de todo el proceso, me quedo con la generosidad infinita de Cris, a la que estoy profundamente agradecida; con la importancia de atrevernos a dar un paso y seguir nuestro impulso, incluso si no estamos muy seguras, porque nunca sabemos dónde nos llevará; con el valor que tiene dedicar un tiempo a jugar y a experimentar, sin más motivo que el de disfrutar mientras lo hacemos; con la certeza, como dice Nina da Lua, de que son nuestras creencias, y no la realidad, la que nos separa de nuestros sueños (Hoy es primavera, Nina de Lua, pág. 45); y con estas conexiones maravillosas con una persona que aparecen cuando menos lo esperas.

hace un par de semanas Cris decidió crear un taller online con una propuesta parecida a la que hicimos nosotras y me hace súper feliz ver que la primera edición se llenó en menos de dos horas. creo que no es consciente de lo especial que es y me alegra muchísimo que haya decidido compartirse con otras personas.

4 Comments

  • Véronique
    A medida que estaba leyendo tu post, me he acordado del cambio que acabas de dar a tu página. No sé cómo explicarlo. Parece que vas abriendo puertas, encontrando respuestas. Qué bonita experiencia la que acabas de vivir con Cristina. Y cómo has sabido disfrutarla. Me alegro (y voy a ver su IG) Quizá esa soledad que sientes y vives en Estocolmo en parte es lo que te permite que afloren otras cosas...
    • drimvic
      cuánto me ha gustado leer tus palabras, Véronique. lo cierto es que me siento muy desorientada y en muchos momentos siento que me ahogo en un agujero negro pero, por otro lado, y como tú dices, el estar viviendo aquí y la soledad que a ratos lo acompaña permiten que afloren otras cosas, cosas que son muy importantes y que quién sabe dónde llevarán. gracias por acompañarme en este camino. te mando un abrazo muy grande ***
  • Elena
    Bueno, yo no sé exactamente lo que buscas y te falta ...tus fotos siempre me han gustado, sabes que a veces te he dicho viendo cosas ...muy tú, hay algo que me recuerda a ti, me alegro que te hayas hecho ese regalo y te haya hecho feliz ...la foto es preciosa y estas del post reflejan serenidad, sencillez, sutileza, un beso preciosa y deseosa de ver tus logros y metas, siempre !!!
    • drimvic
      gracias Elena, parece que siempre tienes una palabra a punto que me hace sentir mejor. me alegra que las fotos del post te transmitan esto, buscaba transmitir precisamente la sutileza, la belleza que nos pasa desapercibida por las prisas y las ocupaciones de la mente. quiero aprender a transmitir los momentos más oscuros y atropellados, lo difícil, y ahí no sé ni por dónde empezar, pero poquito a poco… un abrazo grande, Elena ***

Leave a comment